Mantener la limpieza en las comunidades de vecinos, es un aspecto fundamental para que todos ellos puedan convivir sin ningún tipo de conflicto. En Ordelim nos aseguramos de mantener la limpieza e higiene del lugar, y más importante aún, la de aquellas personas que vivan en la comunidad.

Inicio del proceso

Para poner en marcha el proceso de limpieza en las comunidades de vecinos, se debe realizar una junta, en la que se inicie y decida la puesta en marcha. Las fases serían las siguientes:

  • Convocatoria de junta: se determinará la necesidad de contratar un servicio de limpieza, las zonas o elementos de la comunidad sobre los que realizar la limpieza, el presupuesto y la empresa a contratar.
  • Realizar la votación: Cuando la mayoría de vecinos lleguen a un acuerdo, se seleccionará la empresa y el presupuesto.
  • Incluir el acuerdo en el Acta de la Junta: Habrá que remitir este documento a todos los vecinos.

 

En qué consiste la limpieza en las comunidades de vecinos

Para llevar a cabo la limpieza en comunidades, se deberá tener en cuenta como de concurridas sean determinadas zonas de la comunidad, como pueden ser, la entrada, los pasillos, las escaleras, los ascensores, etc., en especial si la comunidad cuenta con un gran número de propietarios que utilicen las instalaciones.

Esto provoca que las zonas comunes se ensucien regularmente, por lo que habrá que mantener una limpieza frecuente en estas zonas.

Para mantener la higiene y estética, tenemos que saber previamente cuales son las zonas o elementos de la comunidad que se ensucian con más frecuencia y que necesitarán una limpieza de forma regular. Estos espacios o zonas comunes deberán ser decididos por los mismos propietarios, que a su vez deberán decidir el presupuesto y la empresa encargada de llevar a cabo la limpieza en las comunidades de vecinos, como se ha explicado anteriormente.

 

Zonas y elementos sobre los que realizar el mantenimiento

Como ya se ha explicado antes, en las comunidades se tiene la responsabilidad de mantener y cuidar las zonas que todos los vecinos usan. Pero estas zonas se tienen que especificar pues no todos los espacios requieren de una limpieza constante. Las zonas que sí necesitarían una limpieza casi diaria o semanal, serían las siguientes:

  • El portal, los buzones, los rellanos, buzones
  • Ascensores
  • Escaleras, ventanas, pasillos
  • Numeración del portal

Por otro lado, en la limpieza en las comunidades de vecinos, tenemos áreas sobre las que realizar un mantenimiento se debe hacer con menos frecuencia, estas son:

  • Tejados y azoteas
  • Fachadas
  • Garajes
  • Otras instalaciones

En cuanto a la limpieza en las comunidades de vecinos, la empresa no únicamente se encargará de realizar la limpieza de los jardines y la piscina (si la comunidad cuenta con estos elementos), también se ocupará de la poda de árboles y otras plantas, el riego del césped, el abono de las zonas verdes y el control de plagas. En cuanto a la piscina, se encargará de mantener la calidad del agua, analizando el nivel de cloro y el pH con el objetivo de que sean seguros para el baño de todos los vecinos.

 

Seguridad a la hora de realizar los procesos de limpieza

A la hora de realizar la limpieza en las comunidades, tenemos que tener en cuenta que la seguridad sea máxima, tanto para los trabajadores como para los vecinos. Se tiene que tener muy en cuenta los diferentes productos de limpieza que se utilicen, que deben ser de máxima calidad y mínima toxicidad.

Limpieza en las comunidades de vecinos

Y para terminar…

Ahora ya sabes que la limpieza en las comunidades de vecinos es esencial para que la convivencia entre todos sea lo más agradable posible. Si vives en una comunidad y quieres una limpieza óptima, en Ordelim somos expertos y nos aseguraremos de que el trabajo se realice eficazmente.

Para seguir informándote de nuestras novedades, visita nuestra página web o nuestras redes sociales Instagram Facebook

Ir al contenido